¿Cómo se harán los realojos de Cañada Real?

mayo 14, 2018 Sin Comentarios »
¿Cómo se harán los realojos de Cañada Real?

El pasado viernes informábamos de la firma del convenio de realojo para la denominada zona sin asfaltar del sector 6 de la Cañada Real Galiana, concretamente el tramo que discurre entre la incineradora de Valdemingómez y el final del término municipal de Madrid. Como hemos venido informando, esta firma es una de las acciones previstas en el Pacto Regional por la Cañada Real que todas las administraciones firmaron en mayo del pasado año.

En el convenio firmado el pasado viernes, quedan recogidos los recursos que cada administración, Ayuntamiento de Madrid y Comunidad de Madrid,  van a aportar. Para llevar a cabo las actuaciones contempladas en el convenio, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid crearán una bolsa de viviendas, en la que cada administración aportará el 50%. Los gastos de adecuación correrán a cargo de cada institución y se financiarán con la aportación de cada una de ellas. La gestión de esta bolsa de viviendas será conjunta entre ambas administraciones.  Aportarán  9 millones de euros cada una para realojar a 150 familias. El 60% de ellas (90 familias) recalarán en la ciudad de Madrid; y el 40% (60 familias) en la Comunidad de Madrid. Asimismo, el documento recoge  las condiciones en las que se van a desarrollar esos realojos. Esos que, seamos sinceros, tanto preocupan a los vecinos del Ensanche. A este respecto, el comisionado para la Cañada Real del Ayuntamiento de Madrid, Pedro Navarrete, declaró en ese acto que “tenemos familias que necesitan una vivienda digna. Es importante que se les apoye desde las instituciones para conseguir esa integración y salir de esta zona tan degradada como la elegida para empezar con los realojos. Posiblemente sea la zona más degradada de toda la Cañada”.

Peró ¿cómo se van a hacer realmente los realojos? Todas las administraciones han declarado, desde la firma del Pacto Regional, que los realojos se harán en base a una estudiada dispersión y a un principio de reequilibrio territorial que distribuya a las familias realojadas por los distritos de la ciudad de Madrid para evitar crear ghettos y nunca realojando a más de una familia en el mismo bloque de viviendas. Pero ha llegado el momento de profundizar más. En esta línea, un redactor de todoensanche.com, presente en la firma del convenio del pasado viernes, preguntó a todas las administraciones sobre ese ya famoso “reequilibrio territorial”. El comisionado para la ciudad de Madrid, Pedro Navarrete, explicó que “se van a hacer todos los esfuerzos para conseguir que en todos los distritos de Madrid se adquieran viviendas para realojos. Es un compromiso”

Pero queremos saber más. Y ya sabemos que la cuantía de 150 viviendas viene determinada por los datos aportados por un estudio de la Agencia de Vivienda Social que es el organismo competente en materia de erradicación del chabolismo, realojo e integración social de las personas y familias afectadas. Las familias realojadas deberán cumplir los siguientes requisitos:

  • Residir el solicitante y los miembros de la unidad familiar dentro del ámbito del asentamiento antes del 31 de diciembre de 2011.
  • Ser el solicitante mayor de edad o emancipado y no encontrarse incapacitado.
  • En el caso de convivir más de una familia con hijos a su cargo en la misma vivienda se podrá estudiar el realojo de cada familia en una vivienda independiente.
  • La cuantía de los ingresos deberá ser inferior en cómputo anual a 3,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM).
  • Que ni el solicitante ni ningún miembro de la unidad familiar ostente el pleno dominio o un derecho real de uso o disfrute sobre otra vivienda, con salvedades (herencia, separación o divorcio, custodia compartida, víctima de violencia de género, viviendas adaptadas).
  • Con carácter general, no ser ni haber sido adjudicatario, como titular de vivienda de protección oficial o promoción pública, ninguno de los miembros de la unidad familiar en todo el territorio nacional en los últimos 20 años anteriores a la fecha de solicitud de vivienda.
  • No haber rechazado ninguna vivienda ofertada por la Agencia de Vivienda Social de la Comunidad de Madrid o de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo del Ayuntamiento para su realojamiento en los últimos 10 años.
  • No tener bienes muebles o inmuebles por valor superior a 9 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples(IPREM)

Asimismo, el convenio recoge que en caso de que fuera necesaria una intervención sobre un número de familias superior a estas 150, se iniciará el estudio de la situación en la comisión de seguimiento, que fijará criterios objetivos sobre las actuaciones a implementar.

Sin duda, la noticia es positiva para algunas de las familias que en la actualidad residen en ese tramo sin asfaltar de la Cañada Real y que no presenta las mínimas condiciones de habitabilidad. Así, durante la firma del convenio en la propia Cañada Real el pasado viernes una de las vecinas que va a ser realojada explicaba emocionada que por fin van a tener una vivienda digna en la que “demos una llave y se encienda una bombilla y que abramos un grifo y nos caiga un chorrito de agua sin tener que esperar a los jueves para que nos venga el camión del agua”.

Tanto el presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido como el comisionado de la Comunidad, José Antonio Martínez Páramo destacaron que tanto el Pacto por la Cañada Real Galiana como el convenio de realojos que de él se desprende son  “fruto de la voluntad de dialogo del Ayuntamiento y la Comunidad, para acordar la que sea la mejor fórmula para el realojo y para sus vecinos. Se ha apostado por la colaboración institucional, que es la mejor garantía de éxito. Hemos logrado que todos los Ayuntamientos se involucren y que haya unanimidad también en la Asamblea. Esta voluntad de diálogo y de consenso con todos los partidos, Ayuntamientos y vecinos es lo que nos permite abordar con garantía de éxito esta transformación de la Cañada Real” aseguró  Garrido. Por su parte, Martínez Paramo, abundó en la fuerza de este pacto porque viene determinada por la unanimidad de todos los grupos políticos: “La foto que hoy estoy viendo desde aquí es una foto que nunca antes se había dado en la Cañada.  Ver a todas las Administraciones, de todos los colores políticos, a los alcaldes, a los consejeros, a los vecinos y a las entidades sociales en una misma foto es lo que le da fuerza.”, concluyó.

Por último, cabe recordar que en este proceso y en base a sus competencias, el Ayuntamiento de Madrid abordará los temas  en materia de urbanismo para la tramitación y resolución de expedientes administrativos, para el desalojo y demolición de construcciones ilegales por razones de seguridad, salubridad y sanidad. Y la Comunidad de Madrid lo hará en materia de urbanismo para la tramitación y resolución de expedientes administrativos, para el desalojo y demolición de construcciones ilegales por razones de seguridad, salubridad y sanidad.

Foto: El presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, junto a los comisionados Pedro Navarrete y José Antonio Martínez Páramo, y el concejal prsidente de Villa de Vallecas, Francisco Pérez, durante la firma del convenio el pasado viernes.

Escribe tu comentario


nueve × = 45

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies