Mujeres emprendedoras en el Ensanche de Vallecas

marzo 7, 2019 Sin Comentarios »
Mujeres emprendedoras en el Ensanche de Vallecas
Print Friendly, PDF & Email

Al margen de luchas políticas. De azules, rojos, naranjas o morados; hoy se celebra a nivel internacional el día, que no la semana, de la Mujer.

Sigue habiendo mucho que reivindicar, mucho por lo que luchar, muchos logros que conseguir. Desde la erradicación total y definitiva de la violencia de género hasta la demonización del hombre por el mero hecho de serlo, pasando por algunos roles de género que, mal entendidos, desprestigian y colocan en situación de desventaja o vulnerabilidad social a las mujeres.

Pero también se ha avanzado mucho, por suerte. Traemos aquí, como hiciéramos el año pasado, el ejemplo de lucha y superación de tres mujeres emprendedoras del Ensanche de Vallecas. Tres mujeres que persiguieron su sueño y nos cuentan cómo lo han conseguido, cómo es el día a día de una mujer madre, emprendedora, empresaria y pareja.

No pretenden ser ejemplo para nada ni nadie y huyen de la confrontación política o la lucha de géneros, pero saben mucho de cómo sacar adelante su negocio, su vida y casi cualquier situación que se les presente.

Ellas sí representan el empoderamiento  femenino de nuestra sociedad; y no porque escriban con arrobas o x, sino porque luchan día a día con compromiso, con trabajo.

 

Esther Gil · Clínica Dental Ensanche de Vallecas

Avenida del Ensanche de Vallecas, 56 · Telf: 914 25 75 26

Clinica Dental Ensanche de Vallecas

 

Esther es odontóloga. Asegura que en su profesión “la salida laboral que más puede realizarte como persona es trabajar por tu cuenta, en tu propia clínica”. Con esa idea, montó en el año 2004, sólo un año después de concluir sus estudios, “una pequeña consulta en Valladolid”, de donde procede. Recuerda que poco a poco y “con muchísimas horas de trabajo, la consulta fue creciendo y pude permitirme contratar a una higienista, y luego a otros dentistas, mientras aprendía a delegar en ellos”.

En 2008, tras casarse, decidieron vivir en Madrid, donde había cursado sus estudios, y “trasladé la consulta al Bulevar de la Naturaleza; ya en 2013 ampliamos con la actual CLINICA DENTAL ENSANCHE DE VALLECAS, en la Avenida del Ensanche de Vallecas 56,  en nuestro barrio”. Dice que los comienzos fueron duros hasta llegar a “configurar el actual equipo que consta de 3 higienistas dentales y 6 odontólogos” y deja claro que “en ningún momento tuve ningún tipo de ayuda institucional, ni tampoco por ser madre empresaria”.

Al hablar de la manida conciliación, nos cuenta que cuando llegaron los hijos, ahora de 6, 5 y 1 año, y dado que “casi todo el trabajo de cara al público se centra en las tardes, ha sido mi pareja quien les ha llevado cada tarde al parque. Nos organizamos así porque su horario es más adecuado para conciliar. Todo ello nos ha supuesto muchas satisfacciones, pero personalmente he sacrificado muchos momentos importantes con los niños”, se lamenta.

De cara a las reivindicaciones que las mujeres lanzarán hoy en las diversas manifestaciones, huelgas o negociaciones, Esther lo tiene claro: “me gustaría que desde los gobiernos se hiciese más para regular horarios comerciales, para que sean más racionales y permitan conciliar”. Pero cree que la conciliación no se logra “solo con guarderías, sino con ampliación de la baja de maternidad, y con algún tipo de reconocimiento a la maternidad y al autoempleo”. Asegura que ira a la manifestación acompañada de su marido, porque “me considero feminista. Pero no puedo dejar de trabajar, sobre todo, por respeto a nuestros pacientes”. No obstante, “espero que este día 8 de marzo sea todo un éxito y, poco a poco, cambien las cosas en nuestra sociedad”.

 

  Lorena Álvarez ·Blancas Nubes

C/ Antonio Gadés, 25 · Telf: 91 426 70 37

Blancas Nubes

 

Tras un tiempo trabajando como topógrafa y ante una situación laboral compleja, Lorena decidió dar el paso de emprender y aventurarse con el que, dice, era “uno de los sueños que siempre he tenido”. Se refiere a  tener una tienda especializada en dos de mis pasiones: el mundo del bebé; y el de las bodas, bautizos y comuniones”. Así nació BLANCAS NUBES hace ahora cuatro años.

Lorena nos cuenta que desde su llegada a Madrid, desde Asturias, le encantó el Ensanche de Vallecas. “El barrio, sus gentes, la vida que aporta…”. Por eso, no dudó en “ubicar mi negocio en este barrio, donde además no existía ningún establecimiento similar”. Como tantas otras, nos cuenta que “los inicios no fueron nada fáciles. hay que partir de una inversión importante, entre otras cosas. Los locales estaban sin reformar, totalmente en bruto”. No obstante, Lorena reconoce que sí recibió alguna ayuda en forma de  “subvención de la Comunidad de Madrid y otra relativa a la reducción de cuotas de autónomo, lo cual, como no, es de agradecer”.

Sin embargo, recuerda como “una de las etapas más complicadas” de esta aventura que inició como mujer empresaria, el día que “decides adentrarte en la maternidad”. Recuerda cómo “no queda más remedio que estar hasta el último día al pie del cañón”. Y no lo dice en sentido figurado ni exagerando. “No olvidaré el día que tuve que interrumpir mi jornada para ir al hospital porque ya comenzaban las contracciones”. En los dos primeros meses como mamá emprendedora estuvo en casa, porque “era totalmente inviable trabajar en esa circunstancia”. Pero eso le sirvió para experimentar, y así lo agradece expresamente, “las elevadas muestras de cariño de mis clientes”. Pero, por el contrario, vivió también en primera persona la indignación con algunas instituciones, como “mi entidad bancaría, que me penalizó con elevada cuantía por no realizar los debidos movimientos en ese periodo”. Pronto regreso a seguir levantado la persiana de su negocio, de su ilusión. Y aunque lo hizo “con muchas ganas de trabajar”, también recuerda que fue “con menos horas de sueño y con más responsabilidades, entre ellas esa personita que me acompañaba siempre y que no tardó en acostumbrarse a ir de brazo en brazo de la gente”. Como muestra de la complicadísima conciliación familiar, Lorena nos cuenta “que aún a día de hoy, después de casi un año me acompaña a la tienda, me “ayuda” a colocar los productos y recibe a los clientes con una gran sonrisa, consiguiendo que el tiempo pase más rápido”. Dice contar con la ayuda de su pareja y “cada uno aportamos todo lo que está en nuestras  manos, siendo el propio padre el encargado de las tareas del hogar en sus horas de libranza”.

Al hablar de huelgas, luchas políticas y formas de reivindicar una sociedad igualitaria y justa, nuestra protagonista lo tiene claro: “toda persona debería de tener los mismos derechos y las mismas obligaciones, sin hacer distinción de ningún tipo. Soy defensora de que todos tenemos que tener las mismas oportunidades”.

 

Mariana Fernández · Peluquería Canina Manada

Avenida Gran Vía del Sureste, 32 · Telf: 91 002 74 07

PELUQUERIA  Manada

Mariana Fernández adquirió formación en Biología y realizó diversos cursos de peluquería canina. Recuerda que “desde que tenía 18 años, sabía que quería montar mi propia empresa y, después de formarme adecuadamente, de muchos años de experiencia en este sector y de algún desengaño laboral, decidí dar el paso cuando ya tenía 27 años”. Los orígenes de PELUQUERÍA CANINA MANADA los recuerda como un auténtico infierno: “la única ayuda fue la de mi familia”.

Desde un punto de vista coyuntural cree que su establecimiento nació “en el mejor momento, en 2011. Pero durante el proceso de licencias obra, etc… “me quedé embarazada”. Lo vio claro “el Ensanche necesitaba un negocio de las características del mio, porque había mucho mascota”.

Dice no arrepentirse de la aventura empresarial en la que lleva inmersa ya 8 años, pero se indigna al asegurar que “nadie me lo puso fácil. El tema de licencias fue un mundo para nosotros y el tema de obras, igual. Ninguna ayuda, ninguna subvención.Todo tardaba en ejecutarse”.

Aunque su negocio ha alcanzado la estabilidad y su equipo ya está formado por tres mujeres y dos hombres, dice que el día a día es duro. “El día a día es un infierno para una mujer emprendedora y madre”, dice entre sonrisas. “Me levanto y siempre voy corriendo al colegio con mis hijas, para volver a Manada. Y permanezco en mi negocio hasta las cuatro de la tarde que salgo corriendo a por las niñas para las actividades extraescolares; y todo el día colgada al teléfono para atender llamadas. Lo que me mantiene es que adoro mi trabajo y dispongo de un gran equipo. Estoy llegando a casa, después de extraescolares y demás, más allá de las 10 de la noche”.

Reconoce que se turna con su marido en la atención de sus hijas, pero echa de menos una educación de su generación “más orientada a la verdadera y real participación e implicación del hombre en el día a día de una familia”. Cree que aquella educación “creó algunos hombres débiles”. Y lo explica con intensidad y convencida de lo que dice: “hablamos de las ayudas o de la actitud de la Administración, pero también deberíamos hablar de la educación que ha recibido el hombre que es que  la mujer dentro y fuera es mujer, ama de casa y madre trabajadora.Esto no ayuda a la mujer actual. Aunque no es en todos los casos igual, es la gran mayoría.

Respecto a las reivindicaciones que inundarán hoy todas las ciudades de España, Mariana dice entender el “feminismo como una igualdad. Nunca divido a la sociedad por mujeres u hombres, sino por individuos independientes. Me enseñaron a ser una mujer libre. Pero sí creo que la sociedad divide por género y no se apoya a la mujer como madre, por ejemplo. Mi reivindicación principal a las administraciones es que todo debe empezar desde la educación; y después el tema de las subvenciones o las ayudas y medidas fiscales”.

Para concluir, Mariana nos explica  que respecto a la manifestación su “forma de reivindicar es desde la cuna, desde la educación y desde una base en la que creo firmemente. Pero respeto todas las opciones. “Se necesita nuevos proyecto en los que se apoye a la maternidad con ayudas a empresas pequeñas o medianas, que se elaboren nuevas leyes sobre las bajas maternales en las que incluyan al hombre por igual para que ellos puedan elegir también cuidar a sus hijos”.

 

Escribe tu comentario


× cinco = 40

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies