El fin de curso evidencia la falta de infraestructuras

junio 25, 2019 Sin Comentarios »
El fin de curso evidencia la falta de infraestructuras
Print Friendly, PDF & Email

Jueves 19 de junio y viernes 20 de junio, cientos de escolares se preparan para el festival de su colegio público en el Ensanche de Vallecas. Entre examen y examen de este curso escolar han ensayado duro su baile, coreografía, obra de teatro, monólogo, actuación o cualquiera que sea la manifestación artística que sus profesores hayan preparado con todo el esfuerzo, cariño y dedicación posible.

Es fin de curso y los padres, hermanos e incluso abuelos están ávidos y expectantes de ver lo bien que los niños bailan, interpretan o cantan. Los colegios públicos del Ensanche, masificados desde antes de ser construidos no pueden albergar a los cientos de alumnos y cientos de familiares.

En varios de ellos no hay salón de actos, ni nada parecido, porque en su día debió destinarse a aulas. No hay forma de acoger a miles de personas en una mañana si no es en el patio con un calor asfixiante, unas condiciones acústicas deficientes, y una excesiva rotación de espectadores.

Pero las comunidades escolares pueden con todo. Los equipos directivos se afanan en que todo esté a punto. Los profesores, después de un curso agotador, echan el resto con todo el cariño hacia “sus chicos”. Los padres “se conforman” con la limitación de entradas que los centros emiten…Al final todo es felicidad porque la ocasión lo merece.Ver a los niños disfrutar es lo más gratificante, ver a tus padres entre el público el día de tu fin de curso no tiene parangón para un menor…

Pero después de los aplausos, las fotos, las felicitaciones y el deseo de un verano inolvidable; el análisis frío de los hechos arroja una pregunta. ¿Está condenado el Ensanche de Vallecas a permanecer muchos años más sin un Centro Cultural que pueda albergar estas manifestaciones artísticas infantiles y muchas otras?

Entristece ver cómo con el cambio de gobierno, aquellos que forman parte del acuerdo bombardean a la nueva concejala para satisfacer su ego y sus ambiciones políticas y quizá olviden las verdaderas necesidades de una población de 50.000 personas que después de 10 años aún no tiene su comisaria, su segundo centro de salud, su paso decente al hospital, o su centro cultural o biblioteca.

En el ambiente festivo nadie manifiesta su malestar, al fin y al cabo debe ser un dia féliz,  pero nos consta que aquel jueves y aquel viernes al menos algún/a director/a de algún centro escolar pidió en público a los padres de los escolares que se hiciera oir  su voz ante las administraciones, que soliciten a las autoridades competentes mediante concentraciones, recogidas de firmas, escritos  u otras acciones para conseguir lo que el barrio necesita de verdad. Creemos que aquel director/a de uno de los 4 colegios públicos del Ensanche no pudo estar más acertado/a. Entre todos debemos luchar por lo que el barrio necesita  que quizá no sea, en principio, ni parkour, ni rocódromos. El futuro de nuestros hijos está en juego.

Escribe tu comentario


× siete = 28

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies