Embalse del Vellón: se acaba la paciencia

agosto 13, 2019 Sin Comentarios »
Embalse del Vellón: se acaba la paciencia
Print Friendly, PDF & Email

Se acabó la paciencia. Los vecinos  legales y cívicos, que los hay, del edificio de la calle Embalse del Vellón y los de las viviendas aledañas no aguantan más. Llevan 12 años aguantando los problemas de convivencia que genera el tristemente famoso edificio gestionado por el antiguo Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA), hoy Agencia de la Vivienda Social (AVISO),  dependiente de la Comunidad de Madrid, y por tanto gestionado por el Partido Popular (PP). Las cosas claras desde el principio.

Los problemas de convivencia no son exclusivos de las okupaciones mafiosas que se producen. Según nos cuentan desde la Asociación Vecinal Ensanche de Vallecas Este (AEVE), nacida a raíz de los problemas de convivencia surgidos en la zona hace unos años, y verdadero motor de lo que promete ser, en los próximos días, una rebelión pacífica y sosegada, pero intensa, muy intensa y sin descanso que acabe con la erradicación  del problema de una vez por todas, “la okupación mafiosa hace mucho daño, pero también existen adjudicatarios legítimos cuyo comportamiento es absolutamente incívico. Y a esos nos los colocó el IVIMA y ahora AVISO, ni nos contesta los mails”.

Habitualmente, se detectan en la zona carreras ilegales, las últimas con coches de Zity, trapicheo de droga, escándalos hasta altas horas de la noche, peleas, robos, amenazas… El detonante, si es que este no es el tiempo que llevan soportando el problema, han sido tres ocupaciones ilegales que se han producido en los últimos días. Es más, planea por el barrio la idea de que el famoso Clan de Los Gordos, el más activo en cuanto al tráfico de estupefacientes en la Cañada Real, estaría detrás de okupar una vivienda en el famoso edificio. Desde AEVE son claros. “Detectamos cierta pasividad por parte de Policía Municipal aunque sabemos que faltan efectivos en la zona. Sin embargo, agradecemos la implicación de la Policía Nacional que en numerosas ocasiones ha intervenido con contundencia”.

Si hablamos de implicación política la cosa parece más compleja. Teniendo claro que el edificio es del IVIMA/AVISO, y por tanto de la Comunidad de Madrid, los vecinos no entienden cómo en esos 12 años que el edificio viene generando problemas  y que coinciden con años de gobierno del PP en la Comunidad de Madrid, no se ha hecho nada. Y van más allá: “¿cómo es posible que de esos doce años, ocho de ellos haya habido gobiernos del PP tanto en la Comunidad como en el Ayuntamiento y tampoco hayamos avanzado?”. El descontento con los populares es tal que en noviembre de 2018, el presidente del Partido Popular en Villa de Vallecas, Jesús Candela, visitó la zona y tanto los vecinos como los representantes de AEVE declinaron acompañarle o fotografiarse con él en la zona. Por otro lado, muchos culpan al gobierno municipal de Carmena, y distrital de Francisco  Pérez, de hacer la vista gorda, desde 2015 a 2019, con la okupación pero olvidan que no todos los problemas vienen derivados de la ocupación, ni mucho menos. Conviene recordar que tras el reparto del gobierno municipal entre Ciudadanos y Partido Popular, en base al acuerdo alcanzado en la ciudad de Madrid, el distrito de Villa de Vallecas, al que pertenece el Ensanche, está gobernado por Cs en la persona de Concha Chapa. Sólo los más torpes, podrían responsabilizar a la formación naranja municipal o a la propia Chapa de la problemática okupa del barrio.

Basta una pequeña visita a la zona y conversar minutos con vecinos para descubrir que el discurso del “buenismo” que se oye a otros agentes sociales que operan en el barrio no ha calado. Sandra (nombre ficticio) se enfada cuando le hablan de La Moraleja o “…tonterías similares. Me han llegado  a decir que esto es Vallecas que siempre ha destacado por integradora y solidaria. Como si yo hubiera pagado una fortuna por mi piso para que esta gentuza me destroce la vida por ese sentimiento vallecano. Increíble”. En la misma línea se expresan  otros como Luis (nombre ficticio) que asegura que “nos estigmatizaron cuando Ahora Madrid  nos engañó al no permitir cambiar el nombre del barrio a La Gavia, que fue la opción ganadora, y quieren que sigamos estigmatizados bajo la absurda pregunta de ¿dónde creíais que veníais a vivir?”. A esa pregunta responde con contundencia Marina (nombre ficticio) vecina de la zona desde hace años. “Yo creía que venía a un barrio residencial, en el que tenía asegurado el descanso de mi familia, la seguridad de mis hijos, y una presencia policial que me garantice que la inversión millonaria que hice no me la va a quebrantar un único edificio, en un barrio de 20.000 viviendas, que el IVIMA quiso llenar de gentuza y que la mala fortuna ha hecho que este junto a mi casa”.

Marina, quizá inconscientemente, ha tocado todos los puntos que los vecinos del Ensanche de Vallecas, llevan años denunciando. El nivel sociocultural y económico de sus habitantes no se parece en nada al de  los vecinos del Casco Histórico de Vallecas. La prensa generalista siempre olvida que Vallecas es enorme, desde la M-30 hasta la M-50, y está formada por 2 distritos (Villa de Vallecas y Puente de Vallecas); y por 9 barrios (6 en Puente y 3 en Villa) con realidades radicalmente diferentes. “La prensa generalista solo comete ese error con el Ensanche. Sí tienen claro que Valdebebas no es como Hortaleza; o que el Barrio del Pilar no es Montecarmelo”, concluye  Fernando (nombre ficticio) presente también en la conversación.

El futuro es incierto, aunque en AEVE, lo tienen claro: “necesitamos seguridad o vigilancia policial las 24 horas del día. De lo contrario el Ensanche de Vallecas, donde tantas familias han puesto su esperanza de futuro, morirá estigmatizado para siempre”. Para ello, pretenden implicar a todas las fuerzas sociales y culturales  de la zona; así como a asociaciones de empresarios, inmobiliarias y medios de comunicación locales y generalistas. Buena muestra de ello se verá en los próximos días “porque así no podemos seguir”. La ofensiva promete ser brutal. La circunstancia lo merece.

En el campo político todo es más incierto siempre. Parte de los vecinos, con la investidura de Díaz Ayuso del próximo miércoles, parecen haber recuperado la esperanza en la colaboración Comunidad-Ayuntamiento para erradicar el problema…, “pero una solución real, no parches ni promesas”.Además, en declaraciones a este digital el propio alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida hablaba en campaña de “tolerancia cero con la okupación” . Incluso en las últimas horas podía oírse por la zona que el presidente de los populares de Villa de Vallecas había exigido  a Delegacion del Gobierno acciones en la zona. También el líder municipal de Vox, Javier Ortega,  declaró a este digital el 24 de mayo, en campaña, que “iniciaremos un estudio jurídico de cómo hay que hacer para lograr el desalojo inmediato de todas las viviendas okupadas” . Por otro lado, Ignacio Aguado, de Cs, y futuro vicepresidente de la Comunidad de Madrid, visitó el Ensanche en febrero de este año y declaró in situ que “no puede ser que de 230 viviendas haya 32 okupadas y que la Comunidad de Madrid se desentienda. Es un despropósito y es un ejemplo de la política de vivienda de la Comunidad: te da las llaves de tu vivienda y se desentiende”.

Escribe tu comentario


× 7 = veinte ocho

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies