¿Qué ocurre en la Residencia de Ancianos?

febrero 5, 2020 Sin Comentarios »
¿Qué ocurre en la Residencia de Ancianos?
Print Friendly, PDF & Email

La empresa que gestiona la Residencia de Mayores y Centro de Día del Ensanche de Vallecas podría haber incurrido en una de las causas  de rescisión del contrato de gestión que mantiene con la Comunidad de Madrid al haber subcontratado a empleados para cubrir bajas de cuidadores. Los pliegos de contratación prohíben esa práctica para así poder garantizar la calidad del servicio.

Se trata de la empresa Aralia, uno de los gigantes de las residencias de mayores en España. Se da la circunstancia que la empresa es una de las compañías más sancionadas de la región.  Las cuatro residencias de la empresa han sido multadas 15 veces por importe de 358.000 euros desde 2015 por incumplir pliegos o violar la ley Según publica el diario El País, Aralia se enfrenta al primer expediente de sanción para retirarle a una empresa la gestión de centros públicos de la tercera edad. La consejería de Políticas Sociales ha iniciado el proceso para romper tres concesiones de la empresa para la gestión de geriatricos que aglutinan mas de 720 plazas.

Las familias denuncian que la compañía escatima en en recursos básicos como comida o cuidadores para obtener el máximo beneficio. Entre las causas de las multas se encuentran la suciedad, la falta de personal de atención directa o no haber comunicado inicicencias.

La voz de alarma saltó cuando dos trabajadoras de la residencia del Ensanche aparecieron en el programa de televisión “¿Te lo vas a comer?” en el que denunciaron irregularidades y la mala alimentación que recibían los residentes. Eran cocineras del centro y fueron suspendidas de empleo y sueldo por dos meses. Alertaron a la dirección, durante dos años, que los ancianos estaban malnutridos porque sus guisos y purés no tenían suficiente alimento (dos kilos de carne en un puré para 52 personas). La semana después  de la emisión del reportaje, Sanidad clausuró la cocina tras encontrar cucarachas y alimentos en mal estado.

Para Rosa Serna, presidenta del comité de empresa del centro del Ensanche, y con más de 23 años de experiencia como cuidadora, “está todo manga por hombro y las familias están enfadadas con razón. No te da tiempo a duchar a los residentes y tenemos que hacer un aseo en cama. Es horrible trabajar para esta empresa. No he conocido ninguna tan mala como esta”.

La Consejería de Políticas Sociales estudia una reforma del sistema de gestión indirecta, para que las nuevas concesiones sean más exigentes. La oposición pide que las 18 residencias públicas cuya gestión está en manos privadas regresen a la administración pública y la empresa aduce que todo  es una “caza de brujas” por parte de la administración. Su director general, Álvaro Durán, declaró que tomarán medidas en los tribunales y que “en ningún caso permitiremos ser atropellados por una decisión política arbitraría y que nos deja indefensos ante la opinión pública”

Escribe tu comentario


seis × 8 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies